Lo que probablemente no haces al ir de compras y porque vas a empezar a hacerlo

 

Cuando vas de compras…y llegas al probador

riesgo de contagio microbiologico

Probarse la ropa antes es una costumbre bastante extendida, ya que debes asegurarte que lo que compras es lo que realmente te gusta y te sienta bien. Lo que no es tan extendido es probarse la ropa con seguridad. Antes de que la prenda que hemos seleccionado llegue hasta ti, imagina las cientos, sino miles, de manos que han interactuado con ella.

Una buena costumbre, considerando que existen multitud de virus, bacterias, hongos o restos de los químicos usados en el proceso de teñido , elaboración o embalaje de la indumentaria… sería evitar que la prenda entre en contacto con nuestra piel.

Aunque nadie puede conocer de antemano si la prenda está contaminada ni con qué, una manera sencilla de velar por nuestra higiene es evitando que los trajes nuevos entren en contacto directo con nuestra piel, es decir usando nuestra propia ropa debajo.

Para probarse un pantalón, unos legging o medias puede ser suficiente. Si hablamos de prendas intimas como los bañadores o bikinis, o incluso sujetadores, con más razón, debemos usar nuestra propia ropa interior como protección al contacto.

Aunque la flora que habita en nuestra dermis es extensible a todas las áreas de la piel, hay zonas más sensibles y con mayor secreción (ojos, boca, nariz, órganos genitales, busto, axilas, ingles) . Por supuesto si existen heridas, ampollas, granitos enfermedad de contagio por contacto , los riesgos se pueden incrementar.

 

Sustancias tóxicas persistentes en el medio ambiente y químicos de la industria textil que debemos eliminar o evitar en lo posible

Cuando hablamos de químicos añadidos a los tejidos de indumentarias, Greenpeace denuncia al menos una decena de agentes químicos muy peligrosos para la salud utilizados en el tratamiento de prendas textiles durante los procesos de fabricación, los cuales pueden reducir los posibles efectos adversos, con la sencilla práctica de lavar la ropa nueva antes de usarla.

Los ALQUIFENOLES ampliamente utilizados en los procesos de lavado y teñido textil resultan tóxicos para los organismos acuáticos y son bioacumulativos en los tejidos corporales. Se les considera un disruptor del sistema endocrino e inmune. Los FTALATOS  afectar a la reproducción de mamiferos al interferir en el desarrollo testicular.  A los Retardantes de llama bromados y clorados se sabe que pueden afectar al crecimiento y al sistema hormonal. por citar solo algunos ejemplos. Y por último te dejo un enlace por si hablas inglés y quieres saber más sobre tema de la “sobredosis química en los textiles” .

Aunque muchos de éstos químicos ya están siendo regulados por la UE, el incremento en el uso de otros similares se dispara, aprovechando los vacíos legales  ante la falta de claridad de los valores considerados aceptables , peligrosos o muy peligrosos a la espera que el tiempo y los estudios den mayor claridad en su calificación.

Comprar con consciencia, es la forma más útil de contribución que podemos a hacer, al fin y al cabo nadie fabrica lo que nadie compra, y el poder mayor del consumidor radica en la decisión o no de compra de determinados productos.  Hoy en día resulta muy sencillo buscar información, cualquiera tiene acceso a un ordenador e internet nos facilita respuestas.

Aunque creo que lavar la ropa nueva es una costumbre bastante extendida, me he quedado sorprendida al conocer los datos del estudio llevado a cabo por el Doctor  Philip M. Tierno, profesor de microbiología y patología.

En el análisis microbiológico de ropa nueva se encontraron restos de heces,  secreciones respiratorias y hongos entre otros.

lavar la ropa nueva para evitar restos desagradables

“Algunas prendas estaban extremadamente contaminadas con muchos microorganismos… indicando que ya sea que muchas personas se las pusieron o… se las probó alguien con una fuerte contaminación…

En cierto modo, está tocando la axila o ingle de alguien. Así que, desea estar protegido, eso es todo… Puede ser que no se infecte de nada, y en la mayoría de los casos no sucederá, pero es potencialmente posible”. (ABC News. Fuente)

Antes de estrenar la ropa… lo que debes hacer para su desinfección.

leer etiquetas de lavado

 

Lo primero siempre es conocer las necesidades específicas para tratar cada prenda según etiquetas. Así que léelas antes de cortarlas.

Lo más importante es saber

  • si acepta lavado a máquina , a mano o limpieza en seco.
  • La temperatura máxima del agua.
  • La resistencia al cetrifugado.
  • Si permite uso de secadora y el tipo de ciclo (muy caliente, caliente o tibio).

Si no estás segura cuando algún tejido puede desteñir, haz una prueba, sumergiendo una parte en agua fría y observado si cambia de color o no.  Un método sencillo de afianzar los colores consiste en sumergir la prenda en agua fría con un puñado de sal gorda y dejarla unas horas.  Repite la prueba antes de lavarla con otros tejidos, en la medida de lo posible respeta la clasificación por colores.

Acaba con gérmenes indeseables y mejora tu higiene personal tan solo con lavar tus manos después de ir de compras, evitando que las prendas nuevas entren en contacto directo con tu piel, y lavando la ropa antes de su estreno.

Los expertos recomiendan dos lavados antes del uso de nueva vestimenta.

¿Cómo acondicionar las prendas que no admiten lavado antes de estrenarlas?

El truco más sencillo, es aplicarles un ciclo de secadora para eliminar posibles bacterias en la vestimenta. La aplicación de aire (muy) caliente es incompatible con la supervivencia de microorganismos.

 

Cuéntanos si conoces algún otro truco o  que haces tu con la  ropa nueva antes de lucirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.